Saltear al contenido principal

Siegas

Ríos rojos destilan, lágrimas
corazón de biznaga
seco de silente hemorragia;
su negro palpitar
late, sin sed
roja, se precipita
la gota solitaria
vacía de promesas.

Extraviado, él
en la noche de tempestades
el espejo
calla.

El hontanar de su voz
grita al desierto
por volver al estero, azul
y así florecer
en su aroma;
la voz anhela
un afluente.

Pero las palabras
afiladas
por el tiempo
refrenadas,
al entrever la luz
siegan las cuerdas:
cegado el sonido
manantial.

Y su perfume
recuerda, a ella
lo inunda en cada aliento
mas sabe,
que tras el espejo sin azogue
aguardan amargas
espinas de rosal.

Sirocco
Escritor. Sirocco es una agitación, un temblor, viene del desierto y de la mar. Susurra su camino al oído de la arena, allí deja su huella y presagia vida, pues en su camino respira el agua y le regala oleaje ...
Su semblanza - Sus shots -
Mar Aroko
Ilustradora. Soy un pedazo de circunstancia mutante.
Su semblanza - Sus shots -
Sirocco
Escritor. Sirocco es una agitación, un temblor, viene del desierto y de la mar. Susurra su camino al oído de la arena, allí deja su huella y presagia vida, pues en su camino respira el agua y le regala oleaje ...
Su semblanza - Sus shots -
Mar Aroko
Ilustradora. Soy un pedazo de circunstancia mutante.
Su semblanza - Sus shots -

Más shots para el sediento:

2
Adiós Adiós

Adiós Adiós

Decidí parar, dejar de hacer de mi condición razón de muerte. Detuve la poesía que exacerba el miedo y me…

0
En Un Hilo

En un hilo

Crecimos bajo conceptos rígidos con los que intentaban predecir los años venideros. Familia, matrimonio, tener un título son palabras que…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Volver arriba