Saltear al contenido principal

Baldío

Lo incierto.

Quizás no regrese de Baldío.

Meses atrás.

Aguardó a que su mujer durmiera para tomar la mochila que preparó con prisa.

Irse.

Hacía tiempo que lo pensaba, hacía unos días que le escocía la urgencia.

Desaparecer.

Escogió un lugar sin nombre, desierto, donde el sol se alzaba como un fantasma.

Lo desconocido.

Quiso desbordarse de los límites. Le pesaba no poder estirarse sin tocar con los dedos el techo de su casa.

Loading
Avatar
Escritora. Cafeinómana, observadora, insomne. De ser trapecista caminaría todo el tiempo por las orillas.
Ilustrador. Nací en la Ciudad de México el año del temblor: 1985. Soy diseñador gráfico egresado de la Facultad de Diseño de la Universidad Lasalle y de la Universidad Finis Terrae de Santiago de Chile. Soy ilustrador y diseñador de tiempo completo. He colaborado con numerosas editoriales y revistas. Me gusta experimentar con diferentes técnicas como el arte digital, la gráfica y la pintura. Me interesan temas como el rito en las ciudades, el cine, la música y la literatura.

No pares, ¡sigue leyendo!

El león piensa que todos

Comodidad

Su madre había muerto la noche anterior. Toda su infancia vino con ella a esta pastelería, por eso, Alea había comprado dos galletas…

Amor verdadero

Amor y amistad

Luis quería mucho a su hermana. Llevaba meses sin verla hasta que por fin recibió una llamada. Luis llegó puntual al café, eran…

De los últimos días

Primero fue la imagen

Éstas son las últimas cosas –escribía ella–. Desaparecen una a una y no vuelven nunca más. Puedo hablarte de las que yo he…

Volver arriba