Saltear al contenido principal

Baldío

Lo incierto.

Quizás no regrese de Baldío.

Meses atrás.

Aguardó a que su mujer durmiera para tomar la mochila que preparó con prisa.

Irse.

Hacía tiempo que lo pensaba, hacía unos días que le escocía la urgencia.

Desaparecer.

Escogió un lugar sin nombre, desierto, donde el sol se alzaba como un fantasma.

Lo desconocido.

Quiso desbordarse de los límites. Le pesaba no poder estirarse sin tocar con los dedos el techo de su casa.

Loading
Escritora. Cafeinómana, observadora, insomne. De ser trapecista caminaría todo el tiempo por las orillas.
Ilustrador. Nací en la Ciudad de México el año del temblor: 1985. Soy diseñador gráfico egresado de la Facultad de Diseño de la Universidad Lasalle y de la Universidad Finis Terrae de Santiago de Chile. Soy ilustrador y diseñador de tiempo completo. He colaborado con numerosas editoriales y revistas. Me gusta experimentar con diferentes técnicas como el arte digital, la gráfica y la pintura. Me interesan temas como el rito en las ciudades, el cine, la música y la literatura.

No pares, ¡sigue leyendo!

El hombre no espera su muerte, confía en que llegará

Confianza

*Esperar es desear que algo suceda; confiar es más rotundo, es esperar con firmeza y seguridad. La luz del sol apenas ilumina el borde…

De noche

Esperanza

Oye beibi, ¿recuerdas cuando antes de la operación ladeabas un poco la cabeza y dejabas que la brisa, los olores y cada sonido…

Volver arriba