Saltear al contenido principal

La Perra Mayor

Salí de la preparatoria siendo aún virgen, pero me conocían como la Perra Mayor. Supuestamente me acosté con un maestro en el estacionamiento: nos vieron salir de la parte de atrás de su camioneta de vidrios polarizados y asumieron lo que había pasado. Yo estaba feliz de haber obtenido unos libros prestados. Después de eso los chicos me gritaban piropos en los pasillos y me buscaban para salir con ellos. Al poco tiempo las historias se multiplicaron. Yo era aquella Perra Legendaria que todo lo hacía; no me privaba de nada, las más oscuras perversiones eran poco para mí. Pasé de ser un cero a la izquierda a ser la más popular, si se le puede llamar así. La verdad es que tenía tan mala suerte y los hombres se ponían tan nerviosos conmigo que siempre salían mal las citas con algunos, o yo perdía el interés con otros, con los mamoncitos. Salí en muchas primeras citas con casi todos mis compañeros. No había cosa que no se supiera al día siguiente, yo era la principal protagonista de tríos, orgías, de posiciones, juegos y juguetes extraños. Creo que lo hice hasta con una pitón, con una especie de androide, con calamares gigantes y aliens. No sé en qué momento comencé a llevar un diario de mi vida falsa, con dibujos, fotos y anotaciones. Yo disfrutaba de plasmar los más mínimos detalles de mis aventuras y dejaba que lo leyeran. Cuando mis papás se enteraron de mi reputación me mandaron a estudiar a otra escuela lejos y ya nunca supe nada de mis admiradores y nadie me volvió a llamar Perra… no con cariño. El diario se quedó inconcluso. Un día lo perdí y una parte mía murió. Desde entonces ya nada volvería a ser igual.

Loading
Jorge Chípuli
Escritor. Monterrey, Nuevo León, 1976. Monterrey, Nuevo León, México. Obtuvo el premio de cuento de la revista La langosta se ha posado 1995; el segundo lugar del premio de minicuento La difícil brevedad 2006, y el primer premio de microcuento Sizigias y Twitteraturas Lunares 2011. Fue becario del Centro de Escritores de Nuevo León. Ha colaborado con textos en las revistas Literal, Urbanario, Rayuela, Oficio, Papeles de la Mancuspia, La langosta se ha posado, Literatura Virtual, Nave, Umbrales, la española Miasma y la argentina Axxón. Ha sido incluido en las antologías: Columnas, antología del doblez, (ITESM, 1991), Natal, 20 visiones de Monterrey (Clannad 1993), Silicio en la memoria, (Ramón Llaca, 1998), Quadrántidas, (UANL, 2011) y Mundos Remotos y Cielos Infinitos (UANL, 2011).
Diseñadora gráfica e ilustradora del instituto departamental de Bellas Artes de Cali, Colombia. Creo y dibujo cuanta cosa se me ocurre y aquí se las dejo esperando que las disfruten.

No pares, ¡sigue leyendo!

La culpa de siempre

Ciudad

De esos trayectos interminables recuerdo el olor a hierba y cebolla. Ese olor que me abría los ojos de golpe para por fin…

Prurito de tribulación

Grasa

No no sí, no Bueno, puede ser, pero tendría que analizarlo Necesito al menos otra semana para confirmar el diagnóstico Veía telarañas de…

Volver arriba