Skip to content

Pero ya era tarde

A los dos años de edad, cuatro momentos quedaron para siempre en su cerebro como gifs perpetuos y palpitantes que habría de recordar todos los días a la misma hora. En el mismo orden.

1. vidrios.gif
La tormenta llevaba ya dos horas buenas de pánico semi oscuro y la madre seguía aferrada al cristal de la sala como una mosca terca, como si no fuera peligroso, como si los vidrios de aquella inmensa ventana no fueran a destruirse en cualquier momento.

2. antoniovuela.gif
Antes de elevarse por el aire, antes de ser succionado por la voracidad de la tormenta, su hermanito de 5 meses giró dos veces sobre su propio eje y golpeó con su cadera de forma violenta el viejo columpio metálico. No alcanzó a llorar ni la madre a salvarlo.

3. sordera1.gif
El niño volvía a gritarle pero el viento flagelaba la casa con tanta violencia que era imposible que lo escuchara. La madre, con ese pelo café que brillaba con el sol y cuyos pezones contenían el sabor mismo de la dicha, iba a morir ante sus ojos.

4. fuga.gif
El niño seguía insistiendo con los gritos mientras las ventanas se rompían y entraba una bocanada de tormenta: un grito de muerte, viento, ramas, hojas y agua sucia recorrió la casa en un segundo, en el segundo en el que el instinto del niño decidió por él y subió la escalera, se encerró en el baño y gritó hasta que todo se llenó de silencio.

silencio.mp3
De un silencio que lo acompañó el resto de su vida.

Loading
Escritor/Ilustrador. Diseñador gráfico alma vendida, hedonista de bolsillo vacío, activista de la pereza y los vicios solitarios, nacido en tierra de nadie Santiago de Cali, prosperó en la vida alegre y fue criado en modo experimental, casi como un hámster de ritmos tropicales, con la ternura y los dientes necesarios para dar un par de puñaladas de cariño y el justo pelito afelpado de la embriaguez. Cree que el juicio es una trampa, la cerveza es una dicha y el humor confunde al tiempo; cree que el dinero es para los amigos, los genitales para el viento tibio y un vaso de licor con hielos para mantener el equilibrio en cualquier ocasión que valga la pena. Dibuja desde siempre, con disciplina de borracho -tinta y mugre- y nunca termina nada, no sabe de finales ni de principios ni de la ciencia exacta del éxito. Pero sabe caminar por ahí, encontrando compinches que han iluminado las vueltas de su vida, y le escuchan sus teorías de viejo impertinente, iconoclasta y prostático, a cambio del poco tiempo que nos queda. Amén.
Ilustrador. Enrique Cedillo (Cd. de México, 1985). Pintor, ilustrador y arquitecto mexicano. Su obra ha participado en varias exposiciones individuales y colectivas. Como ilustrador, su trabajo más reciente es “Libro (Bucólico/Citadino/Idílico/Infernal)” de la poeta ENE. Ha participado en diversos proyectos como director de arte, y en 2013 dirigió su primer cortometraje junto a Alfonso Ortiz: “Misantropía”, protagonizado por Mario Iván Martínez. Conduce el programa de arte y cultura Violenta Nocturna en radio por Internet.
Anterior
Siguiente

No pares, ¡sigue leyendo!

Personas que quizá conozcas

Amor y amistad

Desde aquella última vez que me dejó con los labios estirados, como quien estira la mano esperando un saludo, no nos habíamos visto.…

Volver arriba