Saltear al contenido principal

Plegaria de tierra herida

Señor de esta tierra herida/ llegamos hasta ti con la mirada sucia de cenizas/ y nublada de tanto desconsuelo/ de no encontrar sino el espíritu herido de tanto golpe/ de tanta infamia

Haz que la justicia/ tenga la misma estatura que nuestra rabia/ que este dolor indecible/ porque no puede seguir este desahucio/ ni esta drástica ausencia de sueños/ sepultados con la indiferencia/ de manos blanqueadas y vista gorda

Son varios/ pero siempre son más de los que caben en las listas/ y las fosas son más profundas que la memoria/ adentro habitan nombres de los que no sabemos nada/cubiertos de inerte oscuridad

Y a aquellos que blandieron el cuchillo/ que encendieron el fuego/ y dispararon/ esos/ que no tengan calma/ que sus hijos se llenen del mismo coraje que estos padres/ que buscan debajo de las piedras/ entre las raíces del tamarindo/ cualquier rastro de consuelo

Ya no queremos esta herida abierta/ queremos recuperar esta tierra que es nuestra/ y nos arrebatan de las manos/ queremos que no falte nadie/ y poder comer del maíz que hemos sembrado

Por eso haz que esta justicia/ necesaria/ tenga la misma/ inmensa/ estatura maldita de nuestra rabia

Loading
Escritor. Estudió Letras Hispánicas en la Facultad de Filosofía y Letras, UNAM. Obtuvo el premio José Emilio Pacheco, en el área de poesía, así como la beca Edmundo Valadés para publicaciones independientes, en 2004, 2005 y 2009. Actualmente es editor de la gaceta de literatura y gráfica Literal, y de sus distintas colecciones.
Soy grafitero, autodidacta. Empecé a pintar hace aproximadamente 4 años de manera ilegal, para luego enfocarme en pintar de manera un poco más elaborada. También fui buscando algunas alternativas nuevas hasta llegar a la ilustración digital. Mi trabajo está basado en lo místico y religioso, en dualidades y deidades. Técnicamente me gustan las cosas mixtas y poder jugar con varias herramientas en un solo proyecto, pero sólo me gusta si es análogo. En mi trabajo digital me gusta usar únicamente la computadora, sin ninguna técnica extra.
Anterior
Siguiente

No pares, ¡sigue leyendo!

Bailemos en mis aguas (Yo te salvo)

Alquiler

Vámonos quitando nuestras ganas como si el después nunca existiera. Vámonos diciendo palabras lubricadas al oído y que en algún descuido tu lengua…

Pa’ que te cuidara

Ciudad

Es una perra, pero cuando estoy puesto, la pinche perra se echa junto a mí a lamerme las patas. No es que yo…

Ilusión

Esperanza

Usted puede verme comprando lápices, estilógrafos, papeles, libretas, libros, laptops, aplicaciones para escribir guiones, sacapuntas, lapiceros, borradores, máquinas de escribir, escritorios. Puede verme…

El inicio de la playa

Amor y amistad

Se miran. Se vuelven de pronto dos destellos e iluminan las corrientes. Destierran la solemnidad, soplan con la boca expansiva que alza las…

Volver arriba