Skip to content

Te demoro

Te sigo escribiendo una carta.

La guardo cuando me sale un te quiero.
La rompo cuando pienso en irme.

Loading
Escritora. Cafeinómana, observadora, insomne. De ser trapecista caminaría todo el tiempo por las orillas.
Tras ganar su primer premio en efectivo, cambiarlo por brandy y cerveza y beberlos con sus rivales, descubrió su pasión por las letras y que la sopa en realidad sí es un buen alimento ...
Anterior
Siguiente

No pares, ¡sigue leyendo!

Tejedor de Almas

Ciudad

El Tejedor de Almas era un ángel demasiado alto, poco luminoso, translúcido, de mirada vaga aunque de dedos precisos. No las hacía en…

Volver arriba